domingo, 16 de octubre de 2011

Economía verde, Energía, Agua y Ciudades

Para la puesta en marcha de esta nueva edición del EIMA, hemos trabajado de forma conjunta distintas organizaciones tanto de España y Brasil, como de ámbito internacional para poner llegar a desarrollar un programa que integre los temas prioritarios para todos y que este a su vez este dirigido en una línea acorde a los temas a tratar en la Cumbre de la Tierra de Rio +20. Para la organización del EIMA 8 se ha constituido una alianza entre la Fundación Conama y la Fundación Getulio Vargas como motor ejecutivo del proyecto, para lo cual se ha creado un comité ejecutivo en el cual también participan como coorganizadores del evento la Fundación Ecodes (España), el Movimiento Nossa Sao Paulo (Brasil), el Instituto Ethos (Brasi) la FUNDACIÓN MAPFRE (España).
De todos los sectores, los expertos coinciden en que “la estrella de la generación de empleos ‘verdes’ sin duda van a ser las energías renovables”’. Las previsiones de Naciones Unidas, ya apuntan a que en 2030 las energías limpias generarán más de 20 millones de puestos de trabajo, de los cuales 12 pertenecerán al campo de los biocombustibles, 6 a la solar y 2 a la eólica.

La mitad de la humanidad vive actualmente en las ciudades. En 2030, serán 60% los que vivirán en regiones urbanas y, en 2050, ese total llegará al 70%.En América Latina, la población urbana llegará la 75% y, en Brasil, el número será todavía mayor será el 85%.¿Cuales son los desafíos que se presentan en la construcción de ciudades más sostenibles?

El sector industrial es el responsable de cerca del 22% del uso mundial del agua, siendo el porcentaje en los países desarrollados cercano a un 59% mientras que en los no desarrollados no llega al 8%. Los desafíos tecnológicos, la interacción entre saneamiento y agricultura irrigada o la gestión del agua en las ciudades y su uso sostenible son algunas de las cuestiones prioritarias.

El cambio hacia un modelo energético sostenible no es sólo deseable, sino también posible. El reto es centrarse en la satisfacción racional de las necesidades de todas las personas y planificar un abastecimiento energético compatible con el funcionamiento de los sistemas naturales.Este desafío debe combinar esfuerzos imponiendo medidas tanto desde la oferta como desde la demanda energética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada